• Lun. Jun 24th, 2024

Victory Bronx

Información Global

No todas las versiones de Barbie y sus amigas fueron un éxito. Mira estos fracasos

Byvictorybronx

Jul 24, 2023

No hay nada que le haya gustado más a Barbie en sus 64 años en el mundo de los juguetes que seguir reinventándose.

 

En su currículum figuran más de 200 profesiones: doctora, astronauta, ingeniera informática, CEO e incluso candidata presidencial. Ha tenido un envidiable y variopinto grupo de amigas muñecas que la han apoyado durante décadas, y sus mansiones en casas de muñecas dejan en vergüenza a las megacasas de Bel Air.

Pero algunos aspectos muy necesarios de su evolución también han tardado más en producirse.

Durante años, Barbie fue de piel clara -blanca-, delgada, rubia, con una cintura muy estrecha, amplios pechos y siempre subida a unos tacones imposiblemente altos.

Finalmente, en 2016, ante el descenso de las ventas de la muñeca, Mattel creó una representación más realista de una muñeca femenina, al hacer que las nuevas Barbies fueran más inclusivas y diversas en su apariencia. Barbie se reintrodujo con cuatro tipos de cuerpo y siete tonos de piel, 22 colores de ojos y 24 peinados. Y su progresión continúa con Barbie Fashionistas, una representación diversa de la belleza que anima a los niños a luchar contra el estigma que rodea a las discapacidades físicas.

Sin embargo, a lo largo de su trayectoria, Barbie y su equipo también han protagonizado algunos momentos para rascarse la cabeza. La película “Barbie”, que se estrenó este viernes en los cines de EE.UU., muestra algunos de ellos, si eres astuto para verlos.

“Con sus 64 años de historia, no podemos esperar que todo lo relacionado con ella y su mundo sean chistes”, afirma James Zahn, redactor jefe de The Toy Book, una publicación del sector del juguete. “Habrá algunos aciertos y algunos errores”.

He aquí algunos de ellos a lo largo de los años.

Midge, la compañera embarazada de Barbie

barbie

La embarazada Midge formó parte de la colección Barbie Familia Feliz de Mattel, que también incluía a Alan (en la imagen, detrás del cochecito). (Crédito: Lawrence Lucier/Getty Images)

Midge apareció por primera vez en la década de 1960. Era la mejor amiga estadounidense de Barbie. En 2002, Mattel presentó una muñeca Midge embarazada, con un vientre desmontable y un bebé de juguete en su interior. La muñeca Midge causó sensación. “Hace años no fue bien recibida. Puede que fuera infundado y que Mattel se adelantara a los tiempos con una muñeca embarazada para que jugaran las niñas”, dice Zahn.

Walmart acabó por retirar la muñeca embarazada Midge de las estanterías de sus tiendas, al afirmar quejas de los clientes sobre la idoneidad de una muñeca “embarazada”. La muñeca se vendía como parte del set “Familia feliz”, que incluía al marido Allan y al hijo Ryan.

Hablando de “Allan”

Al igual que Midge, Allan apareció en el mundo de Barbie como compañero de Ken en 1964. Después se convirtió en el marido de Midge. “Allan no llegó a despegar”, explica Zahn. “Los niños se centraban más en Barbie sin los personajes complementarios, así que Allan fue y vino”. Mattel cambió su nombre por el de “Alan”, pero no hubo suerte. Finalmente, Alan fue retirado del mundo de Barbie.

Tanner, el perro de Barbie que hace del baño

Barbie y Tanner. (Crédito: vMark Ralston/AFP/Getty Images)

Puede que Mattel se adelantara a su tiempo con un juguete con temática de caca (¡mira la popularidad que tiene ahora el emoji de la caca!) con Tanner, el juguete del golden retriever que hace caca. En 2006, la juguetera lanzó un juego de Barbie-Tanner. El set incluía un accesorio “recogedor” con un extremo magnético para que los niños pudieran recoger las cacas de Tanner. Le dabas una golosina a Tanner, le apretabas la cola y salía por el otro extremo.

Por desgracia para Mattel, la Comisión de Seguridad de los Productos de Consumo de EE.UU. retiró más de 680.000 juegos de Barbie-Tanner en 2007 debido a problemas de seguridad por los imanes sueltos de los recogedores.

Según la agencia, los imanes sueltos, en caso de ser ingeridos por niños pequeños, podrían atraerse entre sí y provocar una perforación o un bloqueo intestinal potencialmente mortales.

Barbie OREO

Mattel se asoció con Nabisco, fabricante de OREO, para crear una Barbie temática de OREO en la década de 1990. Sin embargo, la muñeca fue retirada del mercado. (Crédito: Poshmark)

Fue una colaboración que salió mal. Mattel se asoció con Nabisco, fabricante de OREO, para crear una Barbie temática de OREO en los años noventa. Sin embargo, la muñeca fue retirada del mercado tras las críticas recibidas por el hecho de que la palabra “Oreo” pudiera tener una connotación ofensiva para las personas de color.

Muñeca Skipper que crece

Muñeca adolescente Skipper de 1975. (Crédito: Martin James Brannan/Fairfax Media/Getty Images)

Skipper se unió al universo de Barbie como su hermana pequeña en 1964. Unos 10 años más tarde, en 1975, la empresa de juguetes presentó la muñeca “Skipper crece”. Si se le daba cuerda al brazo, la muñeca se alargaba y también le “salían” pechos. Si se le volvía a enrollar el brazo, volvía a su longitud más corta y perdía los pechos. La polémica es evidente. “Es otra rareza de la marca a lo largo de los años”, dice Zahn.

Cuando el FBI persiguió a esta Barbie

Videomuñeca Barbie con pantalla LCD incorporada y puerto de descarga de videos. (Crédito: Miguel Villagran/Getty Images)

La Barbie Video Girl de Mattel de julio de 2010 fue diseñada para funcionar también como cámara de video para niños a partir de 6 años. La compañía dijo que la muñeca tenía una cámara de video real en su interior con la lente en el collar que la muñeca llevaba y la pantalla en la parte posterior para que los niños capturaran todo desde una “vista de muñeca”.

Ese mismo año, el FBI advirtió en diciembre de que la muñeca podía ser utilizada como herramienta por pedófilos. La “alerta de ciberdelincuencia” del FBI de entonces no citaba ningún uso indebido de la muñeca, pero señalaba la posibilidad.

Barbie hackeable

Hello Barbie (Crédito: Mark Lennihan/AP)

En 2015, Mattel presentó a Hello Barbie. Hablaba, escuchaba y respondía a lo que oía a través de un micrófono, una sofisticada electrónica y una conexión Wi-Fi. Las funciones de la muñeca suscitaron preocupación por la violación de la privacidad.

“Hello, Barbie no solo te escuchaba, sino que recordaba lo que decías y volvía a mencionarlo, en algún momento, días después”, afirmó Richard Gottlieb, director general de la consultora Global Toy Experts.

“Asustó a los padres y se ganó un lugar en la portada y un mordaz artículo en The New York Times Magazine sobre por qué no era seguro que tu hijo jugara con Hello Barbie”, dijo. “A pesar de esa portada, o gracias a ella, nunca llegó a despegar”.

Mattel dejó de fabricar la muñeca dos años después.