• Vie. Jul 19th, 2024

Victory Bronx

Información Global

Maestros de Florida pueden discutir temas de sexualidad e identidad de género en algunos entornos escolares, aclara un acuerdo legal

By.

Mar 12, 2024

Funcionarios de educación de Florida y un grupo de defensores de derechos LGBTQ y familias llegaron a un acuerdo legal este lunes que aclara el alcance de una ley referida por críticos como la ley “Don’t Say Gay“, especificando que a los estudiantes y maestros se les permite discutir la orientación sexual y la identidad de género en las aulas, siempre y cuando no sea parte de la instrucción formal.

Más de una decena de demandantes, incluidas organizaciones de derechos civiles, padres, estudiantes y maestros, desafiaron la ley en una demanda presentada días después de que el gobernador Ron DeSantis firmara la ley en marzo de 2022. Argumentaron que el lenguaje “vago” de la legislación tendría un efecto inhibidor en las discusiones sobre temas LGBTQ en las escuelas, ya que los educadores quedaron enfrentados a la confusión y el miedo sobre cómo, si es que podían, abordar dichos temas en sus aulas.

La ley original de “Derechos Parentales en la Educación” prohibía la instrucción sobre orientación sexual o identidad de género desde el jardín de infantes hasta el tercer grado y restringía la discusión de los temas “de manera que no fuera apropiada para la edad” en todos los demás grados. Un año después, la junta de educación de Florida votó para expandir la restricción para incluir todos los grados. Los maestros que violan la política estatal pueden ser suspendidos o tener revocadas sus licencias de enseñanza.

El acuerdo de este lunes aclara que la ley solo se aplica a la instrucción formal en el aula y no restringe las discusiones sobre género o sexualidad que puedan surgir durante la participación en clase o en el trabajo escolar de los estudiantes.

Varios maestros que han estado bajo escrutinio debido a la ley han expresado confusión sobre la implementación de la restricción, incluido un maestro de quinto grado que fue investigado por mostrar una película con un personaje gay y maestros LGBTQ que ya no sentían que podían discutir sus vidas o responder las preguntas de sus estudiantes sin temor a castigo.

El acuerdo determinó que los maestros pueden responder a los estudiantes que comparten detalles sobre sus padres del mismo sexo, brindar retroalimentación sobre el trabajo de los estudiantes si han elegido escribir sobre temas LGBTQ o responder preguntas sobre sus propias relaciones o miembros de la familia LGBTQ. La ley tampoco prohíbe que el personal escolar intervenga cuando un niño está siendo acosado debido a su género o sexualidad, dijo.

Roberta Kaplan, abogada de los demandantes, celebró el acuerdo como una “gran victoria para los miles de estudiantes, maestros, padres y aliados LGBTQ+ en toda Florida”.

“El acuerdo de hoy deja en claro la legitimidad de los grupos de estudiantes gays, protege contra el odio y el acoso y la capacidad de los estudiantes y maestros LGBTQ+ para dibujar o mostrar abiertamente imágenes de sus parejas y familias. En pocas palabras, el estado de Florida ahora ha dejado claro que los niños, padres y maestros LGBTQ+ en Florida pueden, de hecho, decir que son gays”, dijo Kaplan en un comunicado.

Los demandantes de la demanda incluyeron a Equality Florida, una organización defensora LGBTQ; Family Equality, una organización sin fines de lucro con sede en Nueva York, y varios padres y estudiantes en Florida.

Don't say gay

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, firma el proyecto de ley de Derechos Parentales en la Educación el 28 de marzo de 2022, en Shady Hills, Florida. (Crédito: Douglas R. Clifford/Tampa Bay Times/AP/Archivo)

La oficina de DeSantis también celebró el acuerdo como un éxito, diciendo en un comunicado que la ley permanecerá en vigor y que se espera que el caso sea desestimado pronto por el tribunal.

“Luchamos duro para asegurarnos de que esta ley no pudiera ser denigrada en los tribunales, como lo fue en la arena pública por los medios de comunicación y los grandes actores corporativos”, dijo el abogado general de DeSantis, Ryan Newman, en un comunicado. “Somos victoriosos y las aulas de Florida seguirán siendo un lugar seguro bajo la Ley de Derechos Parentales en la Educación”.

El proyecto de ley de “Derechos Parentales en la Educación” fue aprobado en medio de un esfuerzo concertado de legisladores republicanos estatales y federales para introducir proyectos de ley destinados a restringir la discusión de pronombres, identidad de género y sexualidad en las aulas.

Según el acuerdo de conciliación, la Junta de Educación de Florida notificará a los distritos escolares sobre las aclaraciones proporcionadas en el acuerdo. CNN ha buscado comentarios del Departamento de Educación de Florida y la Junta de Educación del Estado de Florida.

Si bien la ley prohíbe que los maestros utilicen libros para instruir a los estudiantes sobre orientación sexual e identidad de género, no prohíbe materiales que hagan referencia a temas LGBTQ, incluidos los libros de biblioteca, que no se consideran “instrucción en el aula”, dice el acuerdo.

Esa determinación se produce en medio de un aumento de esfuerzos para prohibir o eliminar libros con personajes, autores o temas LGBTQ de las bibliotecas escolares y universitarias, un esfuerzo del que los defensores dicen que es parte de un movimiento conservador más amplio que limita los derechos y la representación de los estadounidenses LGBTQ.

Comparte si te a gustado:

By .