• Sáb. Jun 15th, 2024

Victory Bronx

Información Global

Estudiantes instan a la Ciudad a invertir más en salud mental y menos policías en las escuelas

Byvictorybronx

Feb 27, 2024

En medio del proceso legislativo sobre la manera en que se destinará el presupuesto de la Ciudad de Nueva York para el próximo año fiscal y con el anuncio de recortes en varias áreas, un grupo de estudiantes de la Gran Manzana lanzó una campaña para exigir a la Administración Municipal que se invierta más en programas de consejería y salud mental en las escuelas y se retire la inversión de policías y vigilancia en los planteles.

A través de la campaña Dignidad en las escuelas, alumnos y padres de familia de unidades educativas de los cinco condados, mayormente hispanos y negros, criticaron el presupuesto propuesto por la administración Adams y exigieron al alcalde que se enfoque en las necesidades de los estudiantes.
La principal preocupación manifestada por los alumnos neoyorquinos es que según denunciaron, el presupuesto propuesto pone en riesgo su seguridad y no aborda sus desafíos de salud mental.

“Los estudiantes de las escuelas necesitamos mayor inversión de recursos en programas de apoyo, que se contrate a más consejeros y trabajadores sociales y sicólogos y no que se destienen tantos dineros para que la policía haga presencia en nuestros edificios”, asegura Daniel Gutiérrez, estudiante de una escuela pública en el condado de El Bronx. “En muchas escuelas de la ciudad lo que se debe invertir es en más deportes, más arte, más ciencia y más acompañamiento a estudiantes que tenemos el truma presente en nuestras vidas para que podamos tener futuros garantizados que no solo nos van a ayudar a tener mejores vidas sino también es algo que va a beneficiar a la sociedad”.

Uno de los puntos que critica la campaña Dignidad en las escuelas es que la Ciudad quiera dar prioridad a la financiación de chalecos antibalas para la policía escolar y costosos sistemas de vigilancia de alta tecnología.

Dentro del llamado a que se revise el presupuesto y se hagan cambios, los manifestantes plantean la necesidad de “poner fin a todo reclutamiento, contratación y capacitación de policías escolares por parte del NYPD, así como detener la programación involucrada por el NYPD durante o después de la escuela. También que se deje de financiar equipos de escaneo y vigilancia estudiantil nuevos o existentes“.

“Las escuelas públicas deben apoyar a todos los jóvenes no sólo para lograr logros académicos sino también para aprender a ser líderes y a cuidar de sí mismos y de los demás”, dijo Andrea Ortiz, directora de membresía y campaña de “Dignidad en las Escuelas de Nueva York”.

Otro componente vital del clamor de los alumnos de las escuelas de la Gran Manzana exteriorizado en la campaña es fomentar más la llamada justicia restaurativa, que busca empoderar a los estudiantes para resolver conflictos por ellos mismos sin que las situaciones escalen a niveles de violencia sin la necesidad de que intervengan uniformados.

Y al referirse a exigencias concretas de inversión, la coalición de estudiantes señaló que se deben destinar $75 millones para invertir en 500 escuelas secundarias a fin de contratar coordinadores de justicia restaurativa en las escuelas.

Asimismo, piden que la Ciudad destine otros $75 millones a las escuelas para contratar a 500 personas que provengan directamente de los vecindarios de los estudiantes, como padres de familia que puedan involucrarse con los jóvenes de una manera más amigable, para fomentar mejores ambientes en los planteles.

Piden mayor inversión en consejeros escolares y menos vigilantes policiales. Foto: Edwin Martinez

En cuanto a la capacitación continua en justicia restaurativa para el personal escolar, que incluye clubes o asesores de justicia restaurativa y oportunidades remuneradas en la escuela y pasantías de aprendizaje en el trabajo para que los jóvenes lideren prácticas de justicia restaurativa, solicitan que la Administración Municipal desembolse $10 millones.

“Simplemente con no contratar más policías escolares, la Ciudad de Nueva York podría ahorrar hasta $106,4 millones de dólares en un año fiscal. Es un imperativo moral para la Ciudad de Nueva York priorizar la protección del personal escolar que, según los datos, tendrá un impacto positivo en el desarrollo juvenil y la cultura escolar”, acotó la campaña.

Sobre las exigencias de los estudiantes, Jenna Lyle, vocera de la Alcaldía de Nueva York, aseguró que la educación y la seguridad son el núcleo de todo lo que hace la Administración Adams y recalcó que la justicia restaurativa es prioridad.

“Seguimos priorizando nuestro trabajo de justicia restaurativa, así como programas como Project Pivot, que pone fondos adicionales en manos de nuestras escuelas para involucrar directamente a organizaciones comunitarias seleccionadas de forma independiente, compuestas por personas de las mismas comunidades a las que sirven y de acuerdo con las necesidades de las escuelas que participan”.