• Sáb. Jul 20th, 2024

Victory Bronx

Información Global

INACEPTABLE: LOS NIÑOSDEL MUNDO del BAJO ATAQUE

By.

Nov 11, 2023

 

Por MIGUEL ESPAILLAT GRULLON

1 – De la lectura de la historia universal y de otros libros como el Pentateuco y el Corán, se trasluce que en todo tiempo y lugar los niños han estado bajo ataque. Los hijos de los esclavos blancos y negros, también eran esclavizados. Los niños en el feudalismo medieval, fueron esclavizados. En la colonización y “cristianización de América”, los niños de aquella América no solo fueron esclavizados, sino también que eran exterminados de la más cruel manera. Los dejaban huérfanos matándoles a sus padres y demás familiares, cuando no, lo exterminaban tirandoselos a perros feroces, atravesándolos con espadas o estrellándolos contra superficies pétreas.

2 – En el imperio inca, los niños eran apresados y en altares infames, en orgias macabras, con dagas filosas se les habría el pecho, se les sacaba el corazón para ofrendárselos a unos dioses bárbaros sedientos de sangre joven y hasta de la recién nacidos. En la Europa de la primera revolución industrial, los niños fueron esclavizados, condenados a trabajar duro hasta 16 horas diarias los 365 días del año.

3 – Del trabajo infantil en el presente, UNICEF nos informa: Actualmente, los niños provenientes de los hogares más pobres y de zonas rurales son las principales víctimas del trabajo infantil. Se calcula que a nivel global hay cerca de 152 millones de niños y niñas trabajando indebidamente. Casi la mitad de ellos, 72 millones, realizan trabajos peligrosos, sobre todo en África subsahariana, en Asia y el Pacífico, y en América Latina y el Caribe.

4 – La tolerancia al trabajo infantil en el ámbito de la economía sumergida, en lugares clandestinos y muchas veces insalubres, y la falta de contratos y por tanto de derechos laborales, convierte a los niños en víctimas propiciatorias para la explotación, la humillación y el maltrato. Es lo que ocurre con las niñas maquiladoras del norte de México, que trabajan largas jornadas en fábricas, sobre todo en textiles a destajo a cambio de salarios de hambre.

5 – En Asia – continúa UNICEF – los niños son explotados en fundiciones, extrayendo cargas de cristal de hornos a altas temperaturas y sin condiciones de seguridad, sufriendo graves secuelas por fatiga calórica, quemaduras, mermas auditivas, o lesiones oculares por las partículas de vidrio en suspensión, sílice, plomo y vapores tóxicos.

6 – En África la explotación infantil se da en pequeñas zonas mineras, en las que sufren trastornos de salud por la falta de medidas de protección en condiciones adversas, no solo por la tensión física, sino también por las lesiones causadas por la desproporción entre su capacidad de resistencia y la carga de trabajo. Igual ocurre en las canteras de países sudamericanos, como Perú o Guatemala y en los talleres de curtido y artesanías, en los que los niños y niñas trabajadores pasan largas horas en cuclillas, como ocurre en el tejido de alfombras o elaboración de calzado, donde además son presas de enfermedades respiratorias, por falta de higiene y exceso de polvo y residuos, que les provocan enfermedades por los productos químicos, como benceno, tintes y adhesivos.

7 – Pero también – resalta UNICEF – hay explotación infantil de las niñas en el servicio doméstico (como las petite bonne marroquíes), especialmente de zonas rurales y pobres, cuyos progenitores las entregan a familias adineradas, con la esperanza de que tengan mejores condiciones de vida, pero, en cambio, son esclavizadas y no se les permite acceder a la educación.

8 – En la agricultura, la ganadería y la pesca también se dan formas de explotación infantil, viéndose expuestos a agentes químicos (fertilizantes o plaguicidas tóxicos, como en las plantaciones de soja), y obligados a un trabajo extenuante.

9 – En muchas ciudades – prosigue UNICEF – niños y niñas son vendedores ambulantes de baratijas y alimentos, lo cual los hace participantes de un sector de la economía sumergida en el que la calle acaba convirtiéndose en su hábitat.

10 – De estos ataques a los niños y niñas particularmente me llama la atención aquellas embestidas diabólicas que sufrieron los niños y niñas que tuvieron la mala suerte de haber nacido en la época de los profetas mayores que narra el Pentateuco. Los infanticidios y otras barbaries que se narran allí contra los niños son verdaderamente aterradoras. Ya hemos visto como ese dios judío mandaba a exterminar naciones enteras a golpe de espada incluyendo a los niños, pero ordenando que se dejaran las niñas vírgenes para que pasasen a ser esclavizadas por los vencedores. Para recordatoria, transcribo nueva vez una de esas órdenes dadas a Moisés por ese dios hebreo, contenidas en Números 31,1-18., donde hasta los niños se ordenaba degollarlos. “Y Moisés los envió a la guerra; mil de cada tribu envió; y Finees hijo del sacerdote Eleazar fue a la guerra con los vasos del santuario, y con las trompetas en su mano para tocar. Y pelearon contra Madián, como Jehová lo mandó a Moisés, y mataron a todo varón. Y los hijos de Israel llevaron cautivas a las mujeres de los madianitas, a sus niños, y todas sus bestias y todos sus ganados; y arrebataron todos sus bienes e incendiaron todas sus ciudades, aldeas y habitaciones. Y tomaron todo el despojo, y todo el botín, así de hombres como de bestias. Y trajeron a Moisés y al sacerdote Eleazar, y a la congregación de los hijos de Israel, los cautivos y el botín y los despojos al campamento, en los llanos de Moab, que están junto al Jordán frente a Jericó”.

11 – “Y salieron Moisés y el sacerdote Eleazar, y todos los príncipes de la congregación a recibirlos fuera del campamento. Y se enojó Moisés contra los capitanes del ejército, contra los jefes de millares y de centenas que volvían de la guerra, y les dijo Moisés: ¿Por qué habéis dejado con vida a todas las mujeres? He aquí, por consejo de Balaam ellas fueron la causa de que los hijos de Israel prevaricasen contra Jehová en lo tocante a Baal-peor, por lo que hubo mortandad en la congregación de Jehová. Matad, pues, ahora a todos los varones de entre los niños; matad también a toda mujer que haya conocido varón carnalmente. Pero a todas las niñas entre las mujeres, que no hayan conocido varón, las dejaréis con vida”. Por esta orden de Jehová fueron degollados alrededor de doscientas mil personas”.

12 – Ya anteriormente, en los tiempos de patriarca Abraham ese dios de los israelitas había dado muestras de ser alevoso contra los niños, al solicitarle a Abraham que le ofreciera su único hijo Issac en el sacrificio de Holocausto. Este acontecimiento se lee en Génesis 22:1. Ya, cuando Abraham iba a matar a su hijo, el dios judío, ordenó a su siervo Abraham detener el asesinato. De este hecho sórdido, para justificarlo los creyentes en este dios le buscan un bajadero, y filosofan: “en realidad, Dios estaba probando a Abraham. El propósito de esta prueba era fortalecer el carácter de Abraham e incrementar su consagración a Dios y su agenda. A través de esta difícil experiencia, Abraham aprendió sobre su compromiso de obedecer a Dios. También aprendió sobre la habilidad de Dios para resolver situaciones difíciles. ¡Vaya, que perla argumentativa!

13 – Ya en otros artículos hemos hablado de los miles de niños nacidos y por nacer que fueron asesinados en las matanzas ordenadas por el faraón que gobernaba a Egipto en los tiempos de Moisés y luego a Judea por el rey Herodes.

14 – Ahora bien, quienes se llevan el cetro de los abusos a las niñas son los musulmanes. El profeta Mahoma se casó con una niña de 6 o 7 años llamada Aisha. Para edulcorar esta aberración los eruditos del Corán aseguran, que el matrimonio no se consumó hasta que ésta no cumplió los 9 años. Esta Aisha fue su esposa favorita. Esta práctica la justifican los seguidores de Mahoma argumentando que las esposas hay que empezar a educarlas cuando son muy jóvenes, para que puedan servir al hombre como Alá manda. Otro abuso infantil de los mahometanos y otras religiones es que somete a los niños y niñas a un adoctrinamiento intenso desde que ambos ven la luz del mundo.

15 – También, la pedofilia practicada por algunos curas católicos es un ataque directo a los niños, y es doblemente criminal cuando a sido encubierta.

16 – Por otro lado, la imposición de la ideología de género en la agenda 20-30 es un ataque directo a los niños y niñas del planeta. Sostener específicamente que no hay hombres ni mujeres es una aberración mayor contranatura, que conspira a favor de destruir la biología e identidad espiritual inherente al sexo de cada cual, cosa que sume a quien la padece en un mar de confusiones, inseguridad y desdicha. En esta metamorfosis, muchas de las víctimas, atormentadas por la alteración de la psiquis, han terminado suicidándose.

17 – La práctica del aborto sin un motivo científico por parte de parejas irresponsables y sin valores morales, sin estar justificado en las tres causales, es un ataque criminal a los niños y niñas.

18 – Los empresarios cuando pagan salarios de miseria, están atacando a los niños y niñas. Si unos padres no reciben salarios justos, no pueden alimentar como es debido a sus hijos. El hambre, con secuela de raquitismo y de pobre desarrollo cerebral es un ataque directo a los niños y niñas.

19 – Llegamos al siglo XXI, y el ataque a los niños y niñas se ha redoblado con la imposición a sangre y fuego del neoliberalismo y el incremento de las guerras. Con el neoliberalismo, las riquezas del planeta se han concentrado en pocas manos y los salarios de la clase trabajadora se han reducido de manera dramática, puesto que, todo el dinero destinado a la guerra, significa menos alimentación, menos cuidados de salud y educación para los niños y niñas del planeta.

20 – Actualmente, según Oxfam internacional, el 1% de la humanidad acumula el 85% de la riqueza global. Solo 12 millonarios tienen más dinero que la mitad de la población mundial, es decir, tienen más dinero que 4,000 millones de personas. Estos millonarios son Elon Musk, Bernard Arnault, Jeff Bezos, Larry Page, Bill Gates, Mark Zuckerberg, Serguéi Brin, Steve Ballmer, Warren Buffett, Larry Ellis, Carlos Slim y Amancio Ortega. Similares fortunas tienen la familia Walton y Phil Knight. También a esta lista tenemos que sumarles las 10 familias y jeques árabes más ricos del mundo musulmán. Y de riqueza de las familias Rothschild, Morgan y Rockefeller, se dice que superan en un 97% a las anteriores todas juntas. Todos estos ricos son los verdaderos dueños del mundo.

21 – Lo significativo de esta perversión, no es simple y llanamente que estos pocos millonarios tienen más dinero, sino, que lo aberrante es en la proporción que lo tienen, pues mientras aquella mayoría de 4 mil millones apenas dispone de uno o dos dólares por día para sobrevivir, un millonario de los señalados dispone de hasta cien mil, dos cientos mil, tres cientos mil millones de dólares para gastar en su no más de cien años de vida.

22 – Los Rothschild, los Rockefeller y los Morgan, y ahora la nueva generación de millonarios, son propietarios de bancos, universidades, hospitales, organismos financieros internacionales y ejércitos. En el mundo occidental todos estos supermillonarios y sus instituciones son el verdadero “poder detrás del trono”. Ellos pueden estabilizar o desestabilizar la economía global, derrocar o instaurar gobiernos, fijar el precio de los hidrocarburos, de las materias primas y alimentos con sus productos (comodities) especulativos. También fijan los intereses bancarios, manipulan a su antojo la tecnología de telecomunicaciones y la información y controlan la producción industrial de pertrechos y armas para uso militar de todo tipo.

23 – Estos maquinarias imperialistas desde el anonimato y la impunidad, pueden comenzar o terminar una guerra de acuerdo al dictado de sus intereses; además, controlan a las naciones más pobres con su organismos financieros de alcance global, tales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial(BM), la Organización Mundial del Comercio OMC) y sus transnacionales, las cuales, donde se establecen saquean los países más pobres y pagan salarios de miseria, con los cuales padres e hijos jamás pueden alimentarse como Dios manda. Es el caso de las llamadas zonas francas, las compañías eléctricas, las de comunicación, y las empresas mineras como la Barrick Gold.

24 – Según estimaciones de Unicef, del Banco Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la División de Población de Naciones Unidas, 8 mil 500 niños mueren cada día por desnutrición, y se calcula que 7 millones de niños menores de 15 años morirán en este 2023 por causas, en su mayoría prevenibles. Sin embargo, las naciones poderosas en vez de destinar dinero a la erradicación de estas lacras, lo dedican a más guerras, con la agravante, de que a sus protagonistas los llaman luchadores por la libertad y la democracia, y les conceden el premio Nobel de la Paz a sus más encumbrados cabecillas, tal como se los dieron a Henry Kissinger y Barak Obama. Esta son de las causas por las cuales los niños y niñas del planeta, siguen bajo ataque.

25 – Por otro lado, estas élites mundiales usan los bloqueos económicos y financieros para dañar las economías, producir hambre y miseria, y todo tipo de carencia. Esta es una manera de asegurar la permanencia de la pobreza e inducir el subdesarrollo para crear a propósito una situación de precariedad casi absoluta donde todos sufren, en especial los niños y niñas, de los cuales, muchos de ellos mueren de enfermedades fácilmente curables en hospitales desabastecidos. La emigración de miles ciudadanos de Centro y Sur América que hoy parten en gigantescas caravanas que buscan llegar a Estados Unidos buscando mejor vida, es producto de esas políticas imperialistas de saqueo, bloqueos económicos y financieros, y del pago de bajos salarios. Al final, esto es un ataque a los niños de esos países. En las referidas caravanas de migrantes, van miles de ellos.

26 – Recordemos como fue y para que, la Primera y Segunda Guerra Mundial, la guerra en Vietnam, Laos y Camboya, la guerra en Irak, Afganistán, Yugoslavia, Libia y Siria, en las que se estima murieron más de 20 millones de niños y niñas asesinados con bombardeos indiscriminados. En Vietnam hasta se roció gases mortales como el sarín y el temible Agente Naranja para eliminar los cultivos que servían de alimentos básicos a la población, y para envenenar el agua de los ríos que tomaban las personas y animales. Y hasta se llegó a usar el satánico napalm, para quemar vivo hasta a los niños y niñas.

27 – Las guerras destruyen todas las estructuras físicas que con tanto trabajo y sacrificio han construido las naciones. Las bombas inteligentes lo destruyen todo, hospitales, escuelas, museos, edificios para viviendas, puentes, carreteras, represas, acueductos, sistemas de riego, campos de cultivos, industrias, puertos, aeropuertos, sistema eléctrico, y lógicamente generan escasez de combustible, hambrunas, desabastecimiento de alimentos y medicinas etc.). Estas devastaciones terminan haciendo miserable la vida de todos, en especial la de los niños y niñas que son los entes del futuro.

28 – Hoy en día, el “Sistema Monetario y Financiero internacional” (SMFI) que ha prevalecido desde la Segunda Guerra Mundial adjunto a la aculturación con música vulgar y alienante, lo mismo que la fabricación y distribución de comida chatarra, constituyen junto a las guerras ataques agresivos contra los niños y niñas del planeta, por los males que por vía de consecuencia generan estas lacras en el modo de vida de la población infantil de todo el género humano.

29 – En el presente, concomitantemente con todas tragedias apocalípticas referidas, tenemos la guerra en Ucrania, y el genocidio-infanticidio que se está llevando a cabo en la Franja de Gaza, en la que ya van cerca de cinco mil niños asesinados por las bombas tiradas indiscriminadamente por el ejército de Israel a la población civil de Palestina.

30 – Como vemos, la población infantil del mundo, desde tiempos remotos ha estado bajo ataque. Lo penoso del caso es, que los líderes mundiales no están aplicando las acciones que den al traste con las causas que tienen como efecto el ataque a los niños y niñas del planeta. No le hacen la guerra a la pobreza y al hambre, sino que le hacen la guerra a la vida, para que haya más atrocidades y destrucción, y más hambre y muerte. En definitiva, este accionar contra los niños y niñas del planeta hay que conjurarlo. Es inaceptable que en esta tierra siga reinando

Comparte si te a gustado:

By .